sábado, 4 de febrero de 2012

La Cuarta Pared (1ra parte)

¿Alguna vez han escuchado hablar de la Cuarta Pared (o de romper la Cuarta pared)?. Si son asiduos al teatro puede que hayan oído esta expresión alguna vez. Se trata de un recurso de los autores para romper esa "barrera" invisible imaginaria que separa al espectador de los personajes de una historia.  

En este post presentaremos ejemplos de este interesante recurso aplicado a las novelas, peliculas y cómics.

¿Qué es la Cuarta Pared?

Una obra de teatro transcurre alrededor de las tres paredes del escenario: izquierda, derecha y el fondo. Sin embargo, podemos considerar que hay una "pared" adicional, y ésta sería la "pared" que imaginariamente separa al público de los personajes. Entonces, si un actor se dirige hacia la audiencia para interactuar con ella, se produce lo que se llama la "rotura" de la cuarta pared.

Por extensión se aplica tambien cuando el personaje es conciente de su condición de tal y sale de su escena, aunque no se llegue a comunicar directamente con el espectador.

El concepto se origina en el teatro con la llegada del naturalismo a principios del siglo XX. Fue el director Konstantin Stanislawski quien comenzó por imaginar una “cuarta pared” que separa al actor del público, obligándolo a dirigir toda su atención a lo que sucede en escena y “olvidándose” así del espectador. Posteriormente, Bertolt Bretch, oponiéndose al método Stanislavsky, rompe la cuarta pared en sus obras teatrales, dejando en claro que todo lo que ocurre en escena es ficción.

Libros:

Un ejemplo del uso de este recurso en  la literatura es la novela "Niebla" escrita por Miguel de Unamuno en 1907. En esta novela el personaje principal Augusto Pérez, conoce a una joven pianista y ambos se enamoran. Pero, poco antes de que se casen, Augusto recibe una carta en la que ella le dice que no se casará. Ante esto, Augusto decide suicidarse, pero antes va a ver al propio Unamuno, con quien sostiene un dialogo entre creador y criatura.

Augusto recibe de Unamuno la revelación de que él, Augusto Pérez, no existe, sino que es una criatura de ficción y que está destinado a morir, no a suicidarse como él pensaba. Ante esto, Augusto se rebela ante su creador, lo desafía y le recuerda que él también a de morir.



Películas

En 1903 se estrenó "Asalto y robo de un tren" (The Great Train Robbery) de Edwin S. Porter. Esta película es considerada la primera obra importante del cine estadounidense y el primer western de la historia. Pero además es la primera película en que se rompe la cuarta pared, ya que en la escena final un pistolero apunta y dispara hacia el público, lo que creó un gran escándalo entre los espectadores de aquella época.


El gran actor Buster Keaton también empleó este recurso. En la película "El moderno Sherlock Holmes" (‘Sherlock Jr., 1924) se metía directamente en la película que el mismo estaba proyectando como operador, para ayudar a la protagonista de la historia.



En "Plumas de Caballo" (Horse Feathers, 1932) los Hermanos Marx también utilizan este recurso. “Yo tengo que quedarme, pero ustedes pueden salir al vestíbulo hasta que acabe esta monserga”, dice Groucho dirigiéndose al público, mientras Chico se dispone a tocar un piano.




Más recientemente, en "La rosa púrpura del Cairo" (The Purple Rose of Cairo, 1985) Woody Allen hace algo similar a lo que hizo Buster Keaton, pero al revés. La película cuanta la historia de Cecilia, una mujer que durante la gran depresión de 1929 se escapa de la realidad yendo a diario al cine, a ver siempre la misma película: "La rosa purpura del Cairo". Un día el personaje principal de dicha película se percata que ella iba siempre a verlos y como observa que estaba triste interrumpe su actuación y "sale" de la pantalla para hablar con ella.



Son muchas las cintas donde podemos apreciar que se aplica este recurso. Terminaremos este recuento mencionando una de  las más recordadas comedias de los 80s: "Un experto en diversión" (Ferris Bueller´s Day Off, 1986). En este film Ferris Bueller, interpretado por Matthew Broderick, rompe la cuarta pared con el monólogo con que inicia la película.



Comics:

Una de las obras que revolucionó el comic en los 80s es Animal Man de Grant Morrison. En este comic, publicado por DC Comics, Morrison juega con el concepto de la realidad, tanto asi que hay viñetas donde Animal Man discute con el mismo Morrison.



En otra ocasión, el protagonista Buddy Baker es capaz de romper la cuarta pared y mirar directamente al lector mientras dice: "¡Puedo verte!".



Pasando a Marvel Comics tenemos el caso de She Hulk de John Byrne. En este comic la protagonista sabía que era un personaje de historietas y se animaba a romper la cuarta pared. She-Hulk no solo hace chistes a sus lectores, sino que incluso los amenaza. Es famosa la portada en la que amenaza con romper todos los comics de X-Men que tengamos sino compramos su propio comic.


Tambien hay momentos en que She Hulk rompe la viñeta y sale al mundo real, como vemos a continuación.



Finalmente, mencionaremos a una de las tiras cómicas más famosas de la actualidad: Calvin y Hobbes de Bill Watterson. En esta tira podemos ver que Calvin, cuando aparece en solitario, rompe muchas veces la cuarta pared.




4 comentarios:

  1. Sabia esto de la cuarta pared pero lo has explicado de una manera muy didáctica y con buenos ejemplos para que aquellos que no conocían el tema lo entienda perfectamente. Esa saga de Animal Man de Grant Morrison, sobre todo la historia del coyote es muy recomendable.
    Buen articulo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que fue muy interesante para mi escribir este post. Aprendi un monton de cosas buenas. ¡Que bueno que te gusto!.
    Saludos
    Jorge

    ResponderEliminar
  3. Matthew Broderick rompiendo la cuarta pared en Ferris Bueller, esa fue mi preferida ¡que tipo más encantador!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón! En los 80s Matthew Broderick hizo unas películas inolvidables!

      Eliminar

¡Anímate y deja tus comentarios! Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...